A UN PERIODISTA

Bonita profesión seguramente
sería, si no se viera el plumero
de tanto lameculos patriotero
pugnando por ganarse al dirigente.

La sombra del político rastrero
protege su discurso impunemente
mientras siga vomitando, pestilente,
el credo del que es fiel mensajero.

De vergüenza y de pudor carente,
ejerce de divino carcelero
a medias entre chulo prepotente
y profeta sombrío y agorero ...
Cuando la dignidad no está presente …
¿ qué más puede quedar en el tintero ?

Autor: HECTOR RAMIREZ

Enviado por: hector-ramirez  el  10-10-2017
Categoria: Otro      Tipo publicación: Versos
Comentarios:   0
Agregar a tus favoritos
  (0 Votos)
40 veces.

Se el primero en comentar este poema.

Formulario de comentarios
 *
 *
 *

Todos los campos con * son requeridos. (Tu email no será publicado).

Los comentarios serán previamente revisados antes de ser publicados.

Poetas registrados recientemente