EL CHINO

Incluso siendo el chino tan apático
y el ruido de la sala asaz frenético,
volver a ver ese fulgor cromático
pintando tus mejillas “ pelín “ pálidas,
hizo que mis rodillas algo escuálidas
( sabes que para nada soy atlético )
temblaran como tiemblan las crisálidas
prendidas de un hilillo periférico
y un nudo, de lo más atroz e histérico,
mi esófago oprimió más bien colérico.

Más todo resultome tan simpático,
tanto alegró mi corazón poético,
que púseme a escribir este patético
panfleto, como excusa del romántico
capítulo que expresa aqueste cántico …
… y no me negarás que algo esperpéntica
la vuelta fue … pero la fiesta ¡auténtica!

Autor: HECTOR RAMIREZ

Enviado por: hector-ramirez  el  22-10-2017
Categoria: Tristeza      Tipo publicación: Versos
Comentarios:   0
Agregar a tus favoritos
  (0 Votos)
34 veces.

Se el primero en comentar este poema.

Formulario de comentarios
 *
 *
 *

Todos los campos con * son requeridos. (Tu email no será publicado).

Los comentarios serán previamente revisados antes de ser publicados.

Poetas registrados recientemente