EL NIÑO JESUS

Mama, teta, mama, teta
voy diciendo sin descanso,
caca, culo, pedo, pis,
en busca de algún abrazo,
entre la mula y el buey,
de mi santa o de mi santo.
Mi primera nochebuena
llena de crisis y paro
y me traen incienso y mirra
para distraerme un rato.
También oro me traían,
pero aún no me ha llegado,
lo mismo en la faltriquera
de algún chorizo ha quedado
que no tendría suficiente
con tarjetas y desfalcos.
Lo que tengo que aguantar,
es para estar cabreado,
si de niño me chulean
y no me hacen ni caso,
cuando sea mayor ¿ qué harán ?
¿ me clavarán sin reparo
a una cruz los mismos tíos
que hoy me sonríen … ? ¡¡ que asco !!

Autor: HECTOR RAMIREZ

Enviado por: hector-ramirez  el  12-10-2017
Categoria: Otro      Tipo publicación: Versos
Comentarios:   0
Agregar a tus favoritos
  (0 Votos)
25 veces.

Se el primero en comentar este poema.

Formulario de comentarios
 *
 *
 *

Todos los campos con * son requeridos. (Tu email no será publicado).

Los comentarios serán previamente revisados antes de ser publicados.

Poetas registrados recientemente