Madriz


No soy de pueblo, que nací en Madriz
en el cincuenta y uno del siglo pasado
y el mundo en este lapsus ha cambiado
a peor y eso no me hace muy feliz.
Y escribo este Madriz con una zeta
porque creo que es más chulo y más castizo
y aquí vine a nacer rizando el rizo
y, fiel, me sigue haciendo la puñeta.

Tuve infancia feliz y divertida
aunque había penurias en mi casa,
la comida estaba buena y … algo escasa
para pasar las amarguras de la vida.
Ya nunca sabrá mi pobre abuela
que aquella sopa de pan con hierbabuena
fuera lo que recuerdo más con pena
de ella como mujer y su cazuela
y cómo aborrecía los sopones
que amargaban mis tiernas digestiones.

Aunque mi suerte, en esto del comer,
vino echada por dos ángeles guardianes,
delantales de albahaca y azafranes,
mi madre primero y luego mi mujer.

La lista de recetas es grandiosa:
lentejas con chorizo, caldereta
de cordero, pulpo a la vinagreta,
paella valenciana bien jugosa,
gazpacho, huevos fritos o en tortilla,
boquerones en vinagre bien curados
o fritos o en harina rebozados,
calamares en su tinta y pescadilla
que se muerde la cola , la muy lela,
macarrones con tomate, albondiguillas,
guisantes con jamón y ensaladillas
y pisto y pollo asado a la cazuela.

Cosa aparte es el cocido madrileño
que es internacional y muy hogareño.
Qué aroma tiene, qué textura,
cómo se apegan los garbanzos y el morcillo,
el tocino, las patatas y el gustillo
de la punta de jamón con la verdura.

Y dice quién conoce de embutidos
un trozo de chorizo habría que echar
que no es cuestión de desaprovechar
políticos de ilustres apellidos.
Se mete lo anterior conjuntamente,
se cierra la olla express con gran cuidado,
se pone a fuego lento vigilado
hasta que empieza a oler divinamente.
Y entonces apagamos el candente
ardor fogoso que la vitro exhala
y lo que giraba como una bala
se queda detenido finalmente.
Como el hambre, la lista es infinita
de platos de nuestra gastronomía …
y acabando de comernos el puchero,
pediremos que nos traiga el cocinero
de postre una rajita de sandía,
buñuelos, torrijas y leche frita.

Autor: HECTOR RAMIREZ

Enviado por: hector-ramirez  el  12-10-2017
Categoria: Otro      Tipo publicación: Versos
Comentarios:   0
Agregar a tus favoritos
  (0 Votos)
8 veces.

Se el primero en comentar este poema.

Formulario de comentarios
 *
 *
 *

Todos los campos con * son requeridos. (Tu email no será publicado).

Los comentarios serán previamente revisados antes de ser publicados.

Poetas registrados recientemente